UN LUGAR DE ENCUENTRO

Este blog nace con la idea de ser un punto de consenso entre todos aquellos que nos revestimos de mandil y guantes por encima de estructuras

lunes, 25 de noviembre de 2013

Antonio Vergara - III Congreso Asociación Internacional de Libre Pensamiento

Antonio Vergara en la inauguración del Tercer Congreso de la Asociación Internacional de Libre Pensamiento, efectuado el 8 de noviembre de 2013 en Concepción, Chile

image

 

Señores Directores de la AILP,

Estimados amigos organizadores de este 3º Congreso,

Señoras y señores,  Jóvenes amigos:

Represento en Latinoamérica, junto a Esteban Lozada de Argentina (aquí presente) y Elbio Laxalte de Uruguay, (quién se ha excusado), a la Asociación Internacional del Libre Pensamiento, fundada el 10 de Agosto del 2011 en la ciudad de Oslo - Noruega.

Los fundadores teníamos clara la importancia de nuestros esfuerzos sobre los « derechos humanos » y la « búsqueda de la verdad ». Compartíamos la necesidad de dirigir nuestras iniciativas hacia el laicismo.

Nuestro deseo fue que esta Asociación reuniera a todos los grupos de hombres y mujeres que en el mundo luchan por la « libertad absoluta de conciencia » y por  la separación de las « iglesias de los Estados ».

En definitiva, era nuestro deseo renovar los principios establecidos en el Congreso de Roma de 1904, coordinar mundialmente a los militantes por estas importantes causas, amparar y ampliar el laicismo institucional.

Señalo brevemente algunos párrafos de la declaración de Roma que dice: “el libre pensamiento es un método, es decir una manera de conducir el pensamiento y luego las acciones en todos los ámbitos de la vida individual y social. No es una doctrina. Este método se caracteriza por el compromiso de buscar la « verdad » con los recursos naturales del espíritu humano y con las únicas luces de la razón y la experiencia. No busca por tanto la afirmación de verdades particulares ».

« El primer deber de una sociedad, que se inspira en este método, es eliminar de todos los servicios públicos de un país todo aspecto confesional. Ello significa estar ajenos a toda influencia religiosa, excluyendo rigurosamente todo dogmatismo implícito o explícito ».

« El Libre Pensamiento no puede cumplir su meta si no se propone organizar socialmente un ideal. Tiene que encaminarse hacia la institución de un régimen político en el cual ningún ser humano podrá ser sacrificado o desatendido por la sociedad. En consecuencia nadie será excluido, directa o indirectamente, de la posibilidad de ejercer todos sus derechos y cumplir todos sus deberes de hombre o mujer ».

« En otros términos, el Libre Pensamiento es laico, democrático y social, es decir que, en nombre de la dignidad de la persona humana, no acepta el poder abusivo de la autoridad en materia religiosa, el privilegio en materia política y el capital en materia económica ».

Continúa esta declaración. “Lejos de caer en la tentación de construir prematuramente un sistema definitivo, el Libre Pensamiento propone a la humanidad, buscar sin cesar la verdad en la ciencia, el bien en la moral y lo hermoso en el arte. También deberá estar dispuesta a informar del resultado de sus investigaciones, para complementarlas, corregirlas y modificar sus descubrimientos ».

Con el deseo de continuar tan importante misión, en el Congreso Constitutivo de OSLO se consideraron todos estos hechos históricos y se determinó nuestra clara convicción que el ser humano tiene una vocación natural de Libertad y que una meta importante para todos los gobiernos debiera ser la felicidad del pueblo.

El Libre Pensamiento acepta que cada uno tenga y practique la religión de su elección.  No acepta, en cambio, que ninguna religión intervenga en el funcionamiento de los Estados, particularmente en lo político, lo económico o lo filosófico. Considera que estas intervenciones pueden impedir o retrasar el logro de la felicidad para la humanidad, ya que las diferentes religiones se han distinguido por su intolerancia, su fanatismo y su rechazo al progreso.

En Europa se ha llegado a tener un diálogo con las iglesias, pero estas siguen avanzando lentamente.  En lo que respecta a nuestra América Latina, la marcha hacia una sociedad más justa está retrasada por la intervención, en especial, de la iglesia católica y de los poderes fácticos dominantes.

Con estos y otros muchos antecedentes el « Libre Pensamiento Francés » propuso e invitó a la creación de una organización, abierta a todos, que se llamaría « Asociación Internacional del Libre Pensamiento ».

Como estaba proyectado, entre los días 10 al 15 de agosto del 2011, en el Centro de Convenciones de Oslo, se constituyó la Asociación Internacional de Libre Pensamiento, que en este momento represento.

Treinta trabajos fueron leídos en el idioma de los presentadores, con traducciones escritas en español, francés e inglés, idiomas determinados como oficiales de la organización. Los acuerdos se tomaron también en los tres idiomas. La constitución de la AILP, su Declaración de Principios y el Directorio que impulsaría la organización en el futuro, fueron aprobados por aclamación de los 150 Delegados de 18 los países que asistieron a la reunión de Oslo.

Declaración de Oslo.

Nosotros, librepensadores, saludamos y apoyamos la creación de una asociación internacional para promover el libre pensamiento, la laicidad, la libertad de conciencia y del pensamiento crítico, en todo el mundo. Manifestamos que nuestra asociación promueve el materialismo filosófico, lo que implica el ateísmo, así como el abandono de toda creencia en lo sobrenatural o de la religión y de cualquier ideología afín a ellos.

Estamos convencidos que la compasión humana y la empatía son fundamentales para mejorar su condición. Estamos dispuestos a trabajar en colaboración con los grupos cuyos objetivos sean compatibles con los nuestros, es decir, que promuevan el laicismo y que se opongan a la denigración de los no creyentes. Para ello, se sugiere que el nombre de la nueva asociación incluye la palabra "ateo", una palabra que no se debe temer porque, después de todo, el ateísmo es la consecuencia inevitable del libre pensamiento.

Los acuerdos principales de Oslo fueron:

· Lucha por la separación efectiva de las religiones de los Estados.

· Investigación de los fondos estatales, que se destinan a las iglesias, y que son aportados por todos los ciudadanos.

· Denuncia de los ataques religiosos contra los seres humanos, en la actualidad.

Finalmente se consideró indispensable que Latinoamérica adhiriera plenamente a la organización, pues sus esfuerzos libertarios son por todos conocidos.

El Segundo Congreso de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento, que se denominó “Congreso de las Américas”, se celebró en la ciudad de Mar del Plata, República Argentina, entre los días 16 al 18 de noviembre del 2012.

El mismo contó con la presencia de 120 delegados y delegadas de Argentina, Canadá, Chile, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Reino Unido y Uruguay, representando a 45 organizaciones, quienes aportaron más de 40 ponencias, en los seis paneles de debate en los que se desarrolló el Congreso.

La ciudad de Mar del Plata fue un ambiente adecuado a la realización de este Congreso vista la fuerte presencia de los ideales del Libre Pensamiento a lo largo de su historia, lo cual también ocurre con esta ciudad de Concepción.

Resoluciones del 2º Congreso, realizado en Argentina

Respaldar los acuerdos de Oslo 2011.

La oposición al financiamiento estatal de las religiones y a que estas intervengan en el espacio público, en particular en las decisiones políticas. La religión debe ser un asunto privado de sus adherentes y sus manifestaciones deben realizarse en el dominio que le es propio.

Luchar por la libertad de los individuos con absoluto respeto a su libertad de conciencia; por la justicia y el respeto de los derechos humanos; y en consecuencia, por proteger las decisiones individuales, como la apostasía; el divorcio; la anticoncepción y la libertad de concebir o no; y, el derecho a una muerte digna.

Trabajar por el pleno reconocimiento de los derechos de la mujer y de la dignidad, en la aplicación del principio de igualdad de derechos. Y en particular, combatir la violencia contra la mujer, y por el derecho de la mujer a decidir sobre su propio cuerpo.

Fomentar la libertad de asociación, la garantía de los derechos de los trabajadores, de los ciudadanos y la sociedad toda, desafío que tenemos que cumplir para el desarrollo de una mejor vida. Una sociedad más justa y equitativa, fraterna y solidaria que permita el desarrollo pleno de las capacidades de todos los seres humanos - hombres y mujeres - para lograr el perfeccionamiento material, intelectual y espiritual de la humanidad. Declaramos que es una alta aspiración humana buscar la felicidad en el respeto de todos.

Propugnar la conservación de la naturaleza como un bien común de todos los seres humanos.

Combatir por una educación y formación pública, laica y gratuita de los ciudadanos.

Continuar luchando por la derogación de todos los concordatos suscritos por los diversos Estados con la iglesia católica y otras religiones; así como por la abolición de todo tipo de Estado confesional.

3º Congreso de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento.

A comienzos del presente año informábamos a todos nuestros adherentes que la Directiva de la AILP, en París, aceptó la proposición del Instituto Laico de Estudios Contemporáneos de Chile “ILEC XXI” para organizar el 3º Congreso, evento que se está inaugurando hoy, su tema: “El Libre Pensamiento y la Educación”.

Un saludo fraternal para ustedes y mi agradecimiento para ILEC XXI.

Antonio Vergara Lira

Director y Portavoz para Latinoamérica de la Asociación Internacional del Libre Pensamiento.