UN LUGAR DE ENCUENTRO

Este blog nace con la idea de ser un punto de consenso entre todos aquellos que nos revestimos de mandil y guantes por encima de estructuras

jueves, 8 de marzo de 2012

COMUNICADO DE LA GRAN LOGIA ARGENTINA

 

image

La celebración del Día Internacional de la Mujer expresa el progreso de la Humanidad.


La masonería universal, institución que hace del progreso una de sus
razones esenciales de existencia, recuerda con emoción las intensas luchas
que se desarrollaron a lo largo de la historia y especialmente a partir de
1909 para que la mujer logre el estatus que le corresponde en la
equiparación e igualdad de los géneros.

Es la de hoy una jornada de celebración y también de ratificación de esos
ideales, porque la igualdad de derechos, consideración y oportunidades aún
no se ha alcanzado sobre toda la faz de la tierra.

Progresivamente, algunos países todavía rezagados consagran el derecho de
voto de las mujeres, las sociedades abren posibilidades para que ocupen
cargos públicos, reconocen su  derecho al trabajo, a la no discriminación
y a desarrollar su formación autónoma.

Algunos avances del pasado hoy ya son anacrónicos y reclaman
actualizaciones. Entre nosotros, la ley de cupo femenino alentó y mejoró
la participación de las mujeres en la actividad política y su acceso a los
cargos electivos. Tal vez ya haya llegado el momento para que se
establezca que las listas de candidatos contengan igual número de mujeres
y varones hasta que se arraigue ese concepto y la nueva realidad ya
establecida disponga su archivo.

No es la única materia que reclama avances. La plena responsabilidad de la
mujer sobre su cuerpo y sus circunstancias también deberá merecer el
análisis sin dogmatismos de ninguna naturaleza por parte de la sociedad
argentina.

Hay todavía muchas palabras femeninas que deben revaluarse hasta que la
Humanidad sea una sola.

La Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones saluda
jubilosamente a las mujeres en su día y las insta a perseverar en el
camino emprendido. Muchos estamos dispuestos a acompañarlas.

Ángel Jorge Clavero
Gran Maestre